OTOÑO EN EL VALLE

A partir de este mes de diciembre, los estudiantes de la asignatura de Inglés Segundo Idioma de Bachillerato del IES Alonso Cano van a realizar una serie de artículos para esta revista. El objetivo no es otro  que conocer y dar a conocer a toda la comunidad aspectos interesantes, noticias y curiosidades de nuestra zona para que sepan y compartan nuestras costumbres y tradiciones. Para nosotros será una manera de usar la lengua inglesa para transmitir información y valorar nuestro patrimonio. Con ese propósito los artículos se van a realizar en español e inglés para poder llegar a todos los residentes del Valle y poner en práctica lo aprendido en clase. Nos gustaría agradecer la labor realizada por Denise Collyer revisando y asesorándonos en la version inglesa de estos artículos. Bueno, vamos al lío.

El Valle de Lecrín es una zona ubicada a los pies de Sierra Nevada. Es un lugar ideal entre la ciudad de Granada, la playa y la montaña. Está compuesto de 17 pueblos: Albuñuelas, Dúrcal; El Padul ; El Pinar-Pinos del Valle,Ízbor-; El valle -Melegís, Restábal,Saleres-;Lecrín- Acequias ,Chite, Béznar, Mondújar, Murchas, Talará -; Nigüelas;Villamena- Cónchar, Cozvíjar. Dúrcal y El Padul son las más grandes. El Valle, como lo llamamos nosotros, se conoce por sus hermosos paisajes gracias a la abundante agua que baja de la sierra y que riegan los naranjales y limoneros de la zona. También se pueden encontrar higueras, Granados y cactus. Su historia se remonta al Pleistoceno, época en que hicieron su aparición el Homo erectus, el hombre de Neardental y por fin nuestra especie, el Homo sapiens, que es la única especie de homínidos en la actualidad.  Muchos siglos después, la civilización romana hizo uso de las aguas termales de la zona para construir Los Baños. También podemos encontrar restos de un castillo en Mondújar, aunque de eso hablaremos en otra ocasion. Hoy nos centraremos en comentar las principales celebraciones en la zona durante este mes.

Talará, 8 de diciembre. Día de la Inmaculada.

Talará es el centro geográfico del Valle. Tiene un festival muy consolidado en honor de la Virgen de la Inmaculada en su onomástica. También se celebra la procesión del Cristo del Zapato, llamado así porque el Cristo lleva zapatos en la Cruz, algo no muy habitual y menos si tenemos en cuenta que son zapatos actuales. La imagen del Cristo procesiona desde la capilla a la Iglesia de la Virgen de las Penas. Si vienes, hazlo preparado, porque las cuestas son muy pronunciadas!

Murchas, 25 de diciembre, Rosario de las Cruces.

La gente del pueblo reza el Rosario en honor a la Virgen. También se lanzan petardos recordando el terremoto de 1884que hizo que muchos tuvieran que dejar el pueblo. Cuentan que en esa época, se dispararon salvas al aire para lograr que la gente saliera de las casas que habían resultado destruídas

Restábal, 25 de diciembre, San Cristóbal.

Antiguamente el pueblo tenía una ermita dedicada al patrón de los viajeros en lo que era el camino real que unía Ganada y Motril. El 25 de diciembre se hace un baile en el centro del pueblo, se saca la imagen del santo en procesión y se organizan juegos. Hay churros con chocolate actuaciones de flamenco y villancicos.

Ízbor, 25 de diciembre, San José.

Ízbor, se encuentra emplazada en una escarpada ladera y combina la arquitectura y el paisaje de la costa, el Valle y las Alpujarras. Aquí se puede incluso celebrar la navidad al aire libre. En Izbor lo antiguo y lo moderno coexisten. En estas fechas la gente come chicharrones y bebe vino tinto en la plaza de pueblo.

No podemos olvidar el Día de los Inocentes. Ese día se conmemora la orden dada por el rey Herodes de matar a todos los niños “inocentes” menores de dos años por miedo a Jesús de Nazaret. En la actualidad se celebra haciendo bromas como el famoso muñequito en la espalda, incluso los medios de comunicación se hacen eco y suele ofrecer noticias falsas en prensa, radio o internet. ¿Serás capaz de encontrar las inocentadas de este año?

Tanta celebración nos ha abierto el apetito. El otoño es época de membrillos, castañas y granadas. Añade unos cuantos granos de estas a tus ensaladas y lograrás un toque de color, o prueba las granadas al vino. También puedes combinar membrillo con quesos para hacer un entrante o incluso un postre en estas fiestas venideras. No olvides decorarlo con uvas o con nueces. Tampoco puede faltar la compota de membrillo en nuestras casas. Podemos salir al campo a contemplar los hermosos castaños y, si cogemos algunas castañas, echarlas a la lumbre o asarlas en la sartén, que podemos comprar en el mercadillo o en las ferreterías de la zona. También puedes reciclar una de tus viejas sartenes y hacerle los agujeros con un clavo y un martillo ¡ Ya estamos listos para disfrutar del otoño!